martes, 4 de noviembre de 2008

Los personajes y la elegancia: Sofía de Grecia


Hace tiempo que llevo dándole vueltas a la posibilidad de dedicar unas líneas a la Casa Real de España. Dada mi inclinación innata al vilipendio, lo lógico hubiese sido empezar por Letizia Ortiz, conocida entre el vulgo, al que ella perteneció hasta hace unos años, como La Leti. Sin embargo, la actualidad, los acontecimientos y las ganas de entrar en el fuego cruzado abierto tras sus declaraciones a Pilar Urbano, me llevan a estrenarme con la Reina.

A mi esta señora siempre me ha parecido una persona de lo más correcta. Educada para ser reina desde su más tierna infancia, Sofía de Grecia, ha cumplido a pies juntillas su papel en la vida.

Su imagen austera y a la vez con cierto estilo, sus gestos absolutamente estudiados, impertérrita casi en todo momento, quizá sólo en alguna boda y en el funeral del padre de Juan Carlos de Borbón, haya soltado una lágrima. Quién sabe si también por necesidades del guión.

La cuestión es que la Reina me genera cierta simpatía precisamente por eso, por ser fiel a aquello para lo que fue formada. Muy lejos de esta nueva pléyade de jovencitos herederos de los grandes tronos europeos con novios y novias surgidos como de cuentos populares: El príncipe y la doncella, y cursiladas muy del estilo Pretty Woman. De esas que tanto aplaude la progresía porque demuestra la “modernización(sic) de la institución”.

Curiosamente ahora que la supuesta modernización del sistema de gobierno más antiguo que se conoce, esto es, la realeza, es casi un hecho, consumado por diversas vías como pudimos ver en El Jueves. Resulta que a los mismos que aplauden lo de las bodas intersangüineas –azul con roja, naturalmente-, se molestan porque Sofía de Grecia dé unas declaraciones de lo más coherentes a la autora de un libro. Esto no hay quién lo entienda.

La modernidad para los casamientos “por amor” –o por calentón, si se tercia-, por supuesto, pero lo de que los monarcas den declaraciones, más aún si es acerca de los derechos y comportamientos del “oprimido” colectivo de los homosexuales, eso sí que no. Imagino que si hubiese dicho que la Iglesia es caduca, retrógrada y que debería permitir las bodas de blanco y chaqué de las personas del mismo sexo, estos mismo habrían salido defendiéndola a capa y espada.

Sin ir más lejos, Santiago Carrillo, dice que “me parece imperdonable que la Casa Real no haya evitado que salgan a la luz estas declaraciones”. Lo cual en tiempos de Franco se denominaba “censura”, pero puesto en boca de los “perseguidos” de aquella época creo que lo denominaríamos “control democrático”.

Para rematar el tema el portavoz del PP, Esteban González Pons, dijo algo así como “la Reina es como la bandera, va a los actos públicos pero no dice nada”. Ahí es donde yo me indigno. Porque una bandera, una buena bandera rojigualda colgada en el Paseo de la Castellana no debe costar más de 100 euros, pero esta familia nos cuesta unos 10 millones de euros al año y, encima, mejor que se queden calladitos.

Cada día estoy más perdido con esto de la monarquía española. A pesar de los denodados esfuerzos de Sofía de Grecia por agradar a propios y extraños, esto ya no se tiene en pie. Su elegancia, fruto de la fidelidad incorruptible a los usos, costumbres y valores que le inculcaron desde la cuna, se ven eclipsados ante una sociedad cada día más cambiante.

Aunque no sea el momento, porque probablemente nunca lo será mientras prime lo políticamente correcto y el arañar votos de donde sea, el debate hay que abrirlo. Ya esto no es un asunto de izquierdas o derechas, de monárquicos o republicanos, sino de lógica elemental. Doña Sofía debe pasar a la Historia como la última reina de España y, así, sin más polémicas estériles y absurdas, darle el lugar que se merece a esta señora verdaderamente elegante.


P.S. Más sobre mi visión del tema aquí.

24 comentarios:

Sol dijo...

Pues si.la reina opina y se muestra conservadora en algunos temas y son los que molestan, si hubiera dicho que si a la eutanasia, al aborto, a las bodas gays, entonces aplauso general.
Penoso carrillo el asesino que da veracidad al dicho"mala hierba nunca muere"
penoso Gonxzalez pons hacuiendose el progre.penoso el comunicado de última hora.
Y penosa la Urbano de Tómbola en Noria..

Sölrac II dijo...

La Reina no debería haber comentado nada y menos sobre asuntos que se están debatiendo en este momento a nivel político/legislativo. No es su papel.
En todo caso, si no están de acuerdo con alguna ley, que no la sancione el Rey, es decir, que abdique temporalmente para no tener que hacerlo como hizo Balduino en Belgica con la ley del aborto.
Me parece que con estas salidas de tono -y con nacionalistas y republicanos echandoseles encima desde hace algún tiempo- lo único que hace la monarquía es granjearse enemistades... y digo todo estoo desde la simpatía que me causa la Reina y estando a favor de la mayor parte de lo que ha dicho.
Saludos,
Carlos

Raquel Gratis total dijo...

Gran post. No se puede decir mejor Sólo un pero...quién es Santiago Carrillo? ahora mismo no caigo

Pablo Rodríguez y Giménez de Tesada dijo...

Sr.Pakithor;
Hombre...que quiere que le diga, yo soy monarquico y no espero que S.M. La Reina Sofía sea la ultima de España, claro que tambien considero que Letizia es una candidata indigna.
pero excusasando esa cuestion, cuya solucion estaría, a mi parecer, en una substitucion dinastica, considero que S.M. tenia perfecto derecho a hablar en publico de sus opiniones personales, porque ademas de hacerlo con sabiduria, criterio y discreccion (decia Richelieu que la discreccion es la ciencia de la realeza) se espera de su real persona un poco de "accion". quiero decir que me gustaria que tubiese un papel mas activo, porque siendo realistas, pocas veces hemos tenido en la historia reyes y reinas tan bien preparados para serlo.
y el hecho es que en España, solo figuran en la foto y punto.
Por consiguiente, dan excusas de queja para los sinverguenzas como Carrillo, y demas gente analfabeta que se queja de cargar con "eso", pero al menos nos queda el consuelo de ver como a veces la monarquia actua, y pone en su sitio a la gentuza (por ejemplo el caso de Chavez)
triste consuelo para Richelieu!

Gonsaulo Magno dijo...

Para mi no tiene mayor importancia lo que haya dicho la Reina, que dígase todo, tiene un razonamiento de lo más sensato. A mi me suena al clásico ajetreo de la opinión pública con temas vanales en comparación con los temas realmente importantes y de actualidad: el paro, por ejemplo.
Que la monarquía o la república sea un tema de debate me parece excelente, pero que los comentarios de la reina abran los diarios me parece vergonzoso.
Me parece una opinión más, en un libro de ámbito personalista, que por cierto estará disfrutando de una gran tirada gracias a la propaganda gratuita que se le ha dado.

Pakithor dijo...

Sol,

No entiendo la postura de ninguno de éstos. Los monárquicos de pose se oponen, los supuestos comunistas también, pero luego todos hablan de modernidad de la realeza o de que "la Reina es como la bandera". ¿En qué quedamos?.


Carlos,

Esos enemigos de la Corona siempre lo serán. No hay que darle cuartos al pregonero, pero a los ex-terroristas catalanes no les hace falta esto para andar quemando fotos y banderas. Pero yo insisto en lo mío, si la monarquía no sirve para nada, ¿para qué la tenemos?. ¿Merece la pena pagar una millonada al año por estos "embajadores" de lujo?. ¿Acaso no vivirían igual o mejor a base de exclusivas en el ¡Hola! o de dietas en los consejos de administración, como Urdangarín, por cierto?.

Raquel,

Sigue el enlace que hay en el nombre de este señor y lo verás.

Pablo,

¿Qué es ser monárquico hoy?. Si tú mismo reniegas de la Leti. ¿Cambio dinástico?. ¿Que vengan los vividores esos que andan reclamando el trono de Francia?. Vamos a terminar con esto por consenso, antes de que esto termine como el rosario de la aura.

Gonsaulo,

Para mi lo importante es que esto abriría, en un país con una democracia que funciona de verdad, el debate monárquico. Aquí eso ni se plantea.

Belén dijo...

Hola Pakitor

La verdad es que muchas veces, cuando te leo, no se qué decir, porque nunca me he considerado una persona elegante, aunque si muy coherente en lo que pienso.

Soy republicana confesa, por activa y por pasiva,porque hubo un golpe de estado en España el 18 de Julio del 36 que desembocó en una Guerra Civil donde salió lo peor de cada casa, desde Carrillo y Durruti hasta Franco y Mola... despues de 40 años de Paz y dictadura, Franco, al morir, decidió que el Rey Juan Carlos I sea el monarca de España, de su feudo.

Por supuesto, el Rey hizo lo correcto, y ayudó, si no fue el gran motor, a reestablecer la democracia en España, algo de lo que yo personalmente nunca estaré lo suficientemente agradecida, y por eso pasará a la historia.

Yo veo bien que se les pague por lo que hacen, por ahora no nos queda mas remedio, pero tienen demasiadas bulas, demasiados derechos, y no son tan campechanos como nos hacen creer.

Que la reina haya hablado me da igual, la verdad,tiene 70 años y la puso quien la puso, evidentemente no va a pensar liberal, tiene derecho a decir lo que piensa, claro que si, pero en según qué puestos no puedes decir tus opiniones, tienes que mantenerte en un segundo plano, como siempre ha hecho... le guste o no, es la reina de todos los españoles, los gays, las que abortan y los que están a favor de la eutanasia...

Besicos

Sölrac II dijo...

Estimado Pablo R y GdT:
Decir que la reina ha hablado con "sabiduria" y "criterio" lo puedo aceptar pero con "discreccion" de verdad que creo que no...
Repito que creo que no se debería de haber pronunciado sobre esas materias. No es su rol, no es su papel en nuestro entramado constitucional.
Saludos cordiales.

Estimado Pakhitor:
Me considero "juancarlista" y no me importa lo que venga después si la persona elegida lo hace bien... pero imaginate el problema en nuestra dividida España para encontrar y elegir a una persona que nos represente a todos...
Un abrazo,
Carlos

Sölrac II dijo...

Ah, y no creo que un Presidente de la República al estilo italiano, por poner un ejemplo, nos saliese mucho más barato que nuestro Rey... aunque al menos creo que nos librariamos de esa cohorte de chupopteros que deslucen la institución(Urdangarines, Lugos y otros advenedizos).
Saludos a todos,
Carlos

Pakithor dijo...

Belén,

Gracias por tu aportación. La verdad es que, en este caso, lo de la elegancia es casi un ardid.

Yo me siento republicano por motivos bien diferentes a los tuyos, los cuales, si me lo permites, son un poco contradictorios. Si lo malo de Juan Carlos de Borbón es que lo puso Franco, ¿entonces por qué le estás agradecida?.

Para mi la monarquía dejó de tener sentido, porque casi todos los españoles, como Carlos, son/somos juancarlistas. Creo que España tiene que ser capaz de elegir a su propio Jefe de Gobierno y no dejarlo a la azarosa causalidad hereditaria, la cual genera todo tipo de desasosiegos. Como el que muchos sienten al ver que Letizia Ortiz puede ser monarca.

Sé que un presidente tipo italiano o alemán puede no ser tan barato pero, al menos, lo hemos elegido por mayoría y no por las andanzas de sus antepasados.

Gracias nuevamente.

Belén dijo...

Le estoy agradecida por hacer lo que tuvo que hacer, que es ayudar a restaurar la democracia, usando sus relaciones internacionales, di que cuando se hizo la carta magna de la constitucion nuestro campechanos rey puso como condicion ser monarquía parlamentaria, si no no hubiera usado sus relaciones internacionales para empujar a España a Europa, que 40 años de bloqueo son muchos años, a eso estoy agradecida.

Y si, nos costará el mismo dinero, pero al presidente de la república lo habremos elegido nosotros, no Franco...
Besicos

VID dijo...

pues si no recuerdo mal (lo repasare) la monarquia democratica que disfrutamos la puso Franco y no el Rey. Es decir, debes la democracia al dictador.

Edward dijo...

Señor mio, coincido plenamente con vd. en la consideración hacia la Reina Sofía, pues es claramente la "joya" de la Corona española. Sus declaraciones, fuera de que me agraden más o menos, me parece correctas y, digo más, necesarias. La monarquía tiene que estar viva y demostrarlo.

Respecto al fin de la monarquía en España, me parece tan triste como cercano. Lo cierto es que soy una de las pocas excepciones a la regla puesto que, aunque soy un monárquico de pro, no soy juancarlista en especial. Un buen Rey, con sus buenas actuaciones en los momentos requeridos; pero sin duda no un Rey de mi estilo. Sin embargo lo defenderé en los foros que haga falta pues alguien dijo aquello de que "la defensa del Rey es el corazón de su pueblo", y tenía toda la razón.

Con todo, espero que nuestra querida institución monárquica prevalezca, pues el Principe Felipe podrá ser un gran Rey y, la monarquía, es necesaria.

Pablo Rodríguez y Giménez de Tesada dijo...

Lo reyes en el exilio, vividores o no, tienen que vivir de algo; si en vez de trono tiene portadas en TIME o en el Daily Mirror, se ganan la vida a traves de su imagen, que es un "subproducto" banal de las multiples funciones de un monarca en la actualidad...
Asi que si mañana es necesario que venga -¡que se yo!- D. Sixto de Borbon, pongamos por caso, a suceder a Don juan Carlos, la idea de monarquia, con ese viejo y pomposo aire de prestigio que la rodea, estaria salvaguardada.
no asi con una verguenza como "La Leti". Y ser monarquico significa tener respeto a esa idea; la de la tradicion
(intentando que esta se adapte con mayor o menor elegancia a las circunstancias actuales)
S.M. la Reina tenia derechoa expresar su opinion, cuando el pueblo, sea por medio de una comunicacion oficial o a traves de una entrevista formal por parte de una periodista de renombre, se la requiere.
Pilar urbano es parte del pueblo y española. y esas dos cosas no se le pueden negar, como tampoco se le puede negar la obligacion de un monarca a responder ante sus subditos.
Y no deberia extrañar en absoluto que las preguntas respondidas por S.M. concerniesen a temas como el matrimonio homosexual y el aborto.
recuerden ud. quien las formula; D. Pilar Urbano!
saludos cordiales!

¡Hola! Por curiosidad...¿Qué tal? dijo...

Se dilapida a Sofía reina por pensar por si misma, y dar a conocer sus pensamientos(que tampoco son como para rasgarse las vestiduras) los mismos que hacen de la libertad su consigna, y estandarte. Esos que no tienen ni la tercera parte de su educación (entendiendo educación por estudios, conocimientos, inquietudes artísticas etc...) Creo que Doña Sofía debería expresarse más, no como reina,qué también, si no como señora instruida y leída que lo es, en vez de esos seudointelectuales que pululan por todas partes, y que no respetan la libertad de expresión de los demás, pero exigen respeto para ellos continuamente, y que contaminan todos los medios.
Desde mi punto de vista totalmente apolítico, pero no ciego, sordo, ni mucho menos mudo.
Faltaría más. NO a la censura!
Pilar Urbano despues de La Noria...sin palabras (como perder credibilidad en cuestión de segundos)No se tenía que prestar a esas pantomimas,No,No Pilar!.Desde ahora la quiero para novia de Peñafiel.
Saludos!

Dorn dijo...

siempre que me muestran personas así, no pudo evitar imaginarlas recién levantadas yendo al baño, .. son tan iguales a todo mundo, que de poco les sirve tratar de distinguirse de los demás.

Fran dijo...

Paco,

Me has dado gusto con este maravilloso artículo.

Cuanto crees que le cuesta a Venezuela mantener a la cosa esa que nos averguenza donde se para?.

Todos los españoles debemos estar orgullosos de ser representados dignamente, por una familia decente.
Creo que SMR, Doña Sofía, debería dar a conocer sus opiniones mas seguido, tener un papel mas activo dentro frente a la opinión pública. Ella sabe muy bien que decir, fué educada para reinar y tiene todo el derecho. Es nuestra reina.

Leticia me agrada, es una chica moderna, con todo lo que eso implica. Claro, viene de abajo, no sabemos si tenga algún estigma oculto, eso solo la historia lo dirá. Pero el que reinará será Felipe, no ella. Creo que Felipe hará un excelente papel.


Yo no creo que uno de los Borbón habría hecho el ridículo apoteósico que hizo el presidente de francia con su meretriz peluda. Por Dios, que bochorno, es que ni si quiera se pasó por un Spa para hacerse las fulanas fotos.
Estas francesas!

Saludos!

lola dijo...

Hola Paco,
Mi madre, que no es reina y tampoco sido educada para tal fin, piensa igual que ella, vamos a ver no se le puede pedir a una persona de ideas conservadores que se suba a la carroza del orgullo gay. Que tal vez la reina no debió caer en la trampa que le tendió la Sra. Urbano eso es otra cosa. Dicen que la periodista es amiga de Sofía, bueno en ese caso, creo que con amigos así no hacen falta enemigos.
Por otra parte me ha parecido de muy mal gusto que tanto la Urbano haya aprovechado la situación para ir haciendo declaraciones a todas las televisiones, supongo que previo pago, lo mismo que el Peñainfiel que no pierde una para arremeter contra Sofía, y es que el rencor le puede.
Supongo que dentro de poco ya habrán otros temas de conversación,
esto ha servido para olvidarnos de la crisis y de que muchos apenas llegamos a fin de mes, mientras los políticos, esos que sí escogemos por sufragio universal, se gastan nuestro dinero en chorradas varias.
Un saludo, ¿satisfecho por el resultado de las elecciones en U.S.A.?

lola dijo...

Espero que me hayas comprendido lo que quería decir, hay una frase bastante mal construída. Ando aún medio dormida y con el ordenador medio destartalado, escribo de prisa antes de que vuelva a quedarse colgado.

Ventimiglia dijo...

Interesante tema, interesantes reflexiones.

Yo soy monárquico por eliminación, es decir, que tras analizar las posibilidades, creo que un Presidente de República nos costaría lo mismo y tendría más detractores, con lo que serviría menos como referente, sobre todo para las relaciones internacionales (que me consta que los Jefes de Estado juegan un papel más importante del que se piensa).

Creo que no es posible (bueno en realidad es muy habitual) juzgar una trayectoria de décadas -plagadas de elogios- por una opinión o una frase. Como tampoco pienso que esto sea casual.

Todo el mundo se fija en que el libro en cuestión pasó los filtros adecuados, pero olvidan el primer filtro: si la Reina dijo eso fue de forma consciente e intencionada, incluso sabiendo la que se iba a liar.

Creo que nos faltan algunos elementos para valorar la situación. Hay un por qué que desconocemos, y sobre todo hay un para qué que me gustaría saber.

Javier Solera dijo...

Desde luego, las declaraciones de la reina han sido penosas. Yo redacté una entrada en mi blog, pero terminé quitándola porque, de verdad, me da náusea la "actualidad" ésa, y además de un tema como éste ya se ha dicho todo.
Lo que más odio de este asunto es que esta institución, que nos cuesta una pasta cada año, nos la han venido vendiendo como un agente "estabilizador" (¿para estabilizar qué? Ni que España fuera el Congo!) como si el hecho de no haber rey provocase que, de repente, fuese a ir yo a pegarle dos tiros a mi vecino Juan "el facha".
Y esta señora que se da un garbeo veraniego cada año en un pedazo de cacho de yate, que yo y otros 30 millones de pringaos como yo le hemos comprado, encima se toma la libertad de decir lo que le viene en gana aunque eso suponga poner a parir a la mitad de la población.
Sí, es cierto que por alguna razón, el chabacano porquénotecallas del rey a Chávez tuvo más aceptación popular, supongo que por meter el dedo en el ojo seudo-progre-bolivariano del reyezuelo amazónico, pero tampoco es cierto que las palabras de la reina, como se dice, hayan sido más criticadas porque insultan a unos (gays y "socialistas") que a otros (PP y obispos).
La reina, tan conservadora y todo, ha tenido traca para todo el mundo. Es cierto que los que peor parecen caerle son los homos, pero también ha criticado la guerra de Irak del señor Aznar y su colega Bush, y encima se ha permitido ensalzar dos figuras políticas: la de González y Guerra. Así pues, en mi opinión, nadie contento. Todos insultados.
Perdón por el testamento y un cordial saludo.

Edward Amado, squire dijo...

Por cierto, he estado leyendo comentarios y, disculpas, pero Franco no eligió al Rey de España. Lo que Franco decidió es que España, que ya era un Reino, volviese a tener un Rey, y ese rey tenía que ser, no por voluntad de Franco si no por derecho, el que ostentase la legitimidad dinástica. Tras conversaciones, y fruto de las desavenencias personales entre Franco y el Rey Don Juan, el Rey en el exilio y el dictador decidieron que el próximo Rey de España fuese el hijo de Don Juan, Juan Carlos. Así, y con abdicación de por medio, Juan Carlos pudo heredar el trono español, cuyos derechos su dinastía nunca había renunciado.

Alegría dijo...

Acabo de conocerte, y, me encantan tus entradas a pesar de la rápidez con las que las he leído... He estado leyendo las más actuales, y he llegado hasta aquí, y me encanta lo que he leído...

Pakithor dijo...

Gracias, Alegría. Por cierto, pásate por www.alegriacostarica.com ... casualidades de la vida.