miércoles, 30 de septiembre de 2009

Cuando hacerse los trajes a medida no es suficiente


Hay quien piensa e incluso dice que mi tocayo Francisco Camps y su fiel escudero Ricardo Costa son dos tipos elegantes. No sé si lo piensan o lo dicen porque aparentan vestir bien o porque todos hemos sabido que se hacen los trajes a medida. En el caso de Camps que se los haga a medida es, en mi humilde opinión, paradójico. Lo digo porque, además de quedarle bastante anchos casi todos, el corte es idéntico a un simple traje de confección, es decir, hecho en serie.

Costa va más allá. Aunque se esfuerza por darle toques personalizados a sus trajes, el resultado es más bien ramplón. Las costuras parece que le van a estallar, sobre todo en la parte de la conjunción entre la espalda y las mangas, en donde ese intento porque parezca que tiene la espalda más ancha resulta ridículo.

No, definitivamente estos dos no son nada elegantes. Menos aún en sus formas prepotentes y chulescas. Sonríen y sonríen ante las cámaras cuando se sientan en sus escaños en el parlamento valenciano, pero no se ríen tanto en la intimidad de la lectura de los diarios nacionales a primera hora de la mañana. Porque este tema ya no es aquella cuestión de los trajes que entresacaron en El País, sino que se va ampliando y la sombra de la duda es tan alargada que si Rajoy no interviene rápido la vía de agua en el PP va a ser insostenible.

A nosotros los andaluces todos estos tejemanejes nos resultan muy familiares. Por eso nos repugna tanto el espectáculo que estamos viendo ahora en Valencia, aunque no venga del mismo partido que hace y deshace aquí a sus anchas y con casos mucho más palmarios y sin investigar por la policía ni la fiscalía. Pero no seré yo el que calle ahora lo que otros ni siquiera se atreven a susurrar cuando la corrupción viene del partido al que votan fielmente.

Tampoco me sirve a mi esta ceremonia del victimismo que han emprendido algunos para salvar los muebles. Si se piden responsabilidades políticas y judiciales hay que hacerlo siempre y en todo lugar. Si la justicia no investiga la subvención a la hija de Manuel Chaves, no seré yo el que se agarre a este argumento para pedir silencio en la causa contra el PP valenciano. Eso sí, reitero que en Andalucía no se ha abierto ni una sola comisión parlamentaria de investigación por un caso de corrupción desde que el PSOE manda, es decir, desde que existe la democracia.

Sé que otros muchos se agarran a eso de que esta noticia llega en un momento clave: negociación de Presupuestos “Siderales” del Estado, subida de impuestos incluida y Ley del Aborto “Libre”, entre otros temas que terminarán por dilapidar la poca credibilidad de un Gobierno tocado. En otras palabras, que esto va a servir para acallar al PP. Sin embargo hay dos hechos que me hacen pensar que esto es diferente. Primero porque ya no es un solo medio, sino un clamor que no distingue colores. El Mundo, El Confidencial y otros medios poco sospechosos de connivencia con el partido en el poder han venido publicando ramas de esta trama, llegando más lejos que el propio diario que sacó el tema de los trajes. El segundo punto que me llama la atención es el runrún que en el propio PP hay.

Esta es una oportunidad de oro para Mariano Rajoy y su equipo para demostrar si este PP es una alternativa real, no sólo en materia de gestión económica, sino para dirigir una sociedad en la que la elegancia parece ser sinónimo de hacerse un traje a medida.

9 comentarios:

ruffian dijo...

Rajoy lo tiene complicado. Parece claro que él no tiene nada que ver con los tejemanejes de sus compañeros del Mediterráneo pero ha salido en tantos mitines y en tantos telediarios diciendo:"Paco, estamos contigo" que al populacho le da igual y piensan que son iguales. Está tocado independientemente de como acabe el asunto.

Sobre la elegancia no se que decirte ya que nunca me he considerado elegante pero juntar político, dando igual del color que sean, y elegancia en la misma frase siempre me ha hecho esbozar una sonrisa.

Felicidades por tu texto, me ha gustado mucho.

Lino dijo...

¿Y a Rajoy, quien lo controla?

Lino dijo...

Quiero decir, que Rajoy haga limpieza en el PP valenciano, solo por «estrategia» ya que el otro partido puede hacer lo que quiera y lo tiene todo permitido, pues me resulta bastante triste, por bastante motivos:

1- A mi las estrategias de los partidos así como aquellas «técnicas de campaña» de Gabilondo, pues me tocan bastante las narices. Se las podrían quedar para ellos.

2- Ese agravio comparativo, en donde los políticos según que comunidad hacen lo que les da la real gana, aunque se les hundan barrios, túneles y tengan apagones gigantescos, resulta bastante molesto. Y a la Comunidad Valenciana por lo visto le tienen tirria (envidia tal vez)

3- ¿Quien es Rajoy para «limpiar»? ¿quien le limpia a el? ¿que ocurre con todos los casos en los que se ha visto implicado el PP o el PSOE, para los que jamás ha existido ninguna responsabilidad política salvo para lavar la cara, como se quiere para este caso? Me quedo con lo que se ha dicho, si ha de intervenir la ley, que intervenga pero a todos los niveles y sin distinción de jerarquías. Es decir, como ha de ser. Y si no es así, da ganas de decir aquello de: serán unos hijos de puta, pero son nuestros hijos de puta.

Saludos

nacho dijo...

Aquí el problema es que unos por otros la casa sin barrer."Tú cállate ésto,que yo me callo lo otro", o a la inversa "ahora yo digo ésto y tú dices lo otro".Esto parece un correturno en consenso.Al final siempre lo mismo.Y lo peor es que en todos los casos es flagrante,pero como dice el maestro Burgos aquí no passsa nada.Increible.
Por cierto,si estos personajes son elegantes yo soy María Antonieta,con perdón por ella.
Un saludo.

Pakithor dijo...

Ruffian,

Yo insisto en que esta es una oportunidad para Rajoy, aunque visto lo sucedido hoy, no creo que la vaya a aprovechar.

Gracias por la felicitación.

Lino,

En mi opinión la mejor forma de tener credibilidad y autoridad, que no poder, es por medio de los hechos. Si todo da igual y ellos más, pues apaga y vámonos. Si Rajoy demuestra que el PP no es el PSOE y que no se toleran los casos de corrupción y actúa a la primera de cambio, entonces tendrá las manos libres para exigir que los demás hagan lo mismo.

Nacho,

Creo que mi artículo y mi comentario anterior vienen a reforzar lo que tú dices.

Un abrazo para todos.

Lino dijo...

Ruffian, No, claro que Rajoy no tiene nada que ver con los tejemanejes de sus compañeros del Mediterráneo, el solito se basta para tener los suyos propios.

Pakithor, a eso me refería con lo de lavar la cara. Vamos a cargarnos a «nuestros compañeros del mediterráneo» para salvar nuestro culo. En mi opinión, lo único que tendría legitimidad es proponer un cambio en el sistema para que sea el pueblo quien decida a quien «nos cargarmos» o a quien elegimos, y que un poder judicial más independiente decida sobre el resto de chanchullos, que en este sistema sencillamente escapan a todo control y no hay político en España que no elija a dedo a sus amigos.

Todo lo demás es política partidista. Puede valer para un momento, como en esta ocasión, pero solo para quedarnos de nuevo en las mismas, a expensas de para donde sople el viento partidocrático. Si sopla a favor, se podrán tener todos los chanchullos que hagan falta, como en Andalucía, Cataluña o Galicia. Si sopla en contra, no te pueden regalar ni un traje.

Saludos

Falete dijo...

Fantástica mancheta de blog, y muy buenas opiniones y ecuánimes.

Lo que ocurre en Andalucía es de chiste, pero chiste negro, porque todo es tan insostenible que lo único que se puede agarrar con las manos es el cubatita de fin de semana para olvidar la tragedia de la economía, de nuestros políticos, de la mala educación, las malas costumbres y el pasotismo generalizado.

La culpa de todo esto es el paniagüismo, aunque no estamos peor que nuestros vecinos los extremeños, que con un 32% de cuerpo funcionarial, contarán con un segurísimo 50% de apoyos (entre colocaos y familiares de éstos) en las próximas décadas electorales.

Saludos.

Pakithor dijo...

Hola Falete,

Pues sí, el ejemplo andaluz parece cundir en otras comunidades y no siempre bajo el signo del puño y la rosa, verdadero creador de ese "paniagüismo" del que tú hablas.

Gracias por los halagos y espero que sigas pasando por estos lares.

juan lois dijo...

Parece hijo, que podrías trabajar en la plataforma de propaganda del pp, es que, al final, entre tú, y otros medios de comunicación anclados hace exactamente 36 años, váis a dejar sin trabajo a medio pp.

Suerte