lunes, 28 de abril de 2008

Los blogs y la elegancia


Empecemos dejando las cosas claras. Busquemos alguna luz, que ladraba Santiago Auserón. ¿Qué es un blog?. Un blog es el intento cibernético de trascender más allá del escritorio, del cubículo, de la mesa camilla, del internet-café. El blog es el instrumento de individualización de la masa. Porque nos guste o no somos masa. Una masa con derecho a columna periodística virtual. Pero una masa al fin y al cabo.

A mi no me gusta hablar de “bitácora”. Me suena a barco. Los barcos zarpan, pero esto de la escritura en la red nunca zarpa. Es el barco en continua navegación. No tiene puerto. Claro que el navegante virtual tampoco sale nunca del puerto. Vive anclado a la mesa camilla, al cubículo, al escritorio, al mostrador de atención al cliente. Desde ahí, desde la seguridad del embarcadero seco, la masa se reivindica. Atrincherado en el anonimato y en la infinitud de la red, con la ventaja de no tener que seguir ni la gramática ni la ortografía, el improvisado escritor se siente único, exclusivo, diferente. Elegante al fin y al cabo. Tremenda falacia.

La terminología del ramo es de lo más extraña. En mi caso no tengo por costumbre “postear”, eso se lo dejo a los especialistas. A los que ponen postes o mi carnicero que corta magistralmente la carne. Y es que uno no tiene facilidad para escribir post, así que lo que hace es escribir artículos e intentar que tengan cierto sentido, sin más pretensión. Los que postean suelen ser esos que tienen blogs de anecdotarios y curiosidades de su vida cotidiana, siempre salpicados de agradecimientos, cadenas –memes para los amigos- y premios de saldo.

Otros que postean mucho son los del estilo callejero. En el argot dirían “street style”, infinitamente más fashion, ¡dónde va a parar!. Son una turba de imitadores que van con la cámara en el bolsillo haciendo fotos a la gorda de la oficina de enfrente en el polígono industrial de turno –sí, esto lo he copiado-, centro comercial si es fin de semana. Luego postean las fotos y las interpretan: “la actitud, lo importante es la actitud”. Concuerdo plenamente. La actitud ante la vida de una persona que se dedica a ir haciendo fotos a las gordas del barrio para luego colgarlas en el blog propio es lo importante, la reflexión de fondo, vamos.

Otra variante mucho más divertida de estos blogs consiste en hacerse uno mismo las fotos con distintos modelitos y exhibirlas. Se me antoja que esta versión es más auténtica. El autor alimenta su ego sin más dilación ni parapeto. Valentía no les falta, aunque suelen saltar con red, la de dirigirse a una parroquia fiel, de la que hablaremos más adelante.

Mención especial requieren los comentarios. Sin comentarios los blogs no tendrían sentido. Hace mucho frío en ese mundo enorme que es la red y, aunque la intención del individuo sea reivindicarse como tal por medio del blog, la verdad es que saber que se nos lee y se opina al respecto de lo que decimos hace que se sienta un poco el calor del acogimiento ajeno. En otra palabras, la individualidad continua siendo importante pero menos.

Pero los comentarios son un arma de doble filo. La inmensa mayoría de los comentaristas son otros escritores de blogs. De éstos, no pocos, comentan buscando visitas para sus propios sitios, no nos engañemos. Otros comentan por cortesía. Por ese extraño sentimiento de amistad internaútica que nos fuerza a entrar en los blogs conocidos y dejar una huella, seguramente esperando reciprocidad. Y así nacen pequeñas comunidades de aficionados al tema, las cuales, súbitamente, empiezan a ser lo que realmente da sentido al blog.

En ese momento, cuando el blog deja de ser expresión individual para convertirse en objeto colectivo, todo cambia irreversiblemente. El instrumento de individualización se transfigura en un lugar común, en un escritorio compartido, en una familia con los pies bajo la mesa camilla. Ya no hay necesidad de ser único, exclusivo, diferente, sino de agradar al grupo, de ser políticamente correcto, de sentirse parte de algo que no se sabe muy bien qué es. Ya tenemos red bajo el trapecio.

A lo mejor estaba yo confundido en la declaración de intenciones y, en realidad, un blog es un escape a la soledad. Menos elegante todavía, o sea.

30 comentarios:

Sol dijo...

Hola Paco, estoy de acuerdo contigo en varias cosas.
Pienso que la gente en general, a veces no se comporta con naturalidad(¿que naturalidad puedes esperar de la que no te conoce') o sinceridad.Yo, hay veces que he visto blogs que se alaban cosas que son objetivamente feas."Looks"bastante ridiculos...con el comentario "pero que guaperrima estas"..mejor es callarse porque me da la sensación de un cinismo y una necesidad de ser gregario contra ¡qué?..
Yo he optado por decir lo que pienso.hay temas que nunca sacaria porque no admito el debaTe: la pena de muerte, "sobre si eta no son más que unos cobardes", cosas así...en lo demás admito opiniones TODAS, porque si yo pienso una cosa y la saco a colación es porque entiendo que hay matices.

Lo de la actitud es curioso."Lo importante es la actitud" te plantan una foto de una chica x objetivamente mejorable y la cantidad de adhesiones que suscita es curioso.Sin insultar deberiamos admitir todo.
Yo no tengo un blog por escape de la soledad, es quizas por lo contrario:hago lo que quiero porque nadie me conoce.

lola dijo...

Hola Paco, pues no se que decirte, me has dejado confusa. Mi blog no es elegante, ni yo lo pretendo, cuento cosas ciertas que me han sucedido, anécdotas de cine y enseño mi bisutería. Me gusta que me visiten y si dejan un comentario ¡me encanta! siempre que no sea grosero, eso es lo único que no admito. Visito algunos blogs con frecuencia, y siempre que puedo dejo comentario, tú lo sabes :), que con algunos blogueros he "conectado" mejor, de eso no hay duda, y que al final sabes quienes de verdad pueden convertirse en algo más que en simples visitantes de tu blog, también. Como todo en esta vida, estas cosas tienen su lado bueno y su lado menos bueno.
Un saludo afectuoso, y perdona la extensión, yo siempre me enrollo.

Raquel dijo...

jajajajajajaja, estoy de acuerdo, como siempre!!! Con este blog no puedo, siempre estoy de acuerdo contigo, así no hay manera!
Es cierto, hay mucho cutre blog, mucho blog que pretende evadirse de su soledad/ depresión/ aburrimiento/ falta de sexo, etc, etc,etc....el caso es que al fin y al cabo es un diario de vivencias.
En lo que a mi respecta, creo que mi blog:
- Necesita mejorar, por eso para hablar de moda con propiedad cada vez leo más y estudio más de moda y de todo en general, la moda la encuentro en cualquier sitio, hasta en la crisis inmobiliaria.
- Aunque tiene mucho de mí, no refleja mi vida, mis circuntancias ni mis ilusiones.

Pakithor dijo...

Sol, generar debate en un blog cada día es más difícil. Sobre todo por todo eso de quedar bien con los demás a toda costa. Incluso en los de política cuesta. Tendemos a estar de acuerdo con todo, si es que realmente leemos los artículos -o post- enteros.

Lola, cada uno tiene sus razones para tener un blog. Eso es lo que yo quiero decir en mi artículo. Cuando se crea hay una intención y luego ésta, generalmente se viene moldeando con el tiempo. Pero no hay blogs elegantes y no-elegantes, en mi opinión. Eso espero que haya quedado claro.

Gracias por los comentarios. Atinados. Sinceros.

Raquel dijo...

Lo de leerlos enteros se soluciona haciendo post cortos, con texto pero sin llegar a aburrir,. No hay que olvidar que es lo más parecido a un artículo periodístico, así que lo breve si bueno, dos veces bueno!

Pakithor dijo...

Raquel, creo que empiezo a estar desconcertado. No sé si estás de acuerdo sistemáticamente de verdad o es para que no te convierta en punto de mira de mi acidez... ;-)

La brevedad es relativa. Siempre. En periodismo hablan de máximo 5.000 caracteres incluyendo espacios.

A mi tu blog me gusta, a pesar de las gordas del barrio y de los homosexuales del Retiro o de Chueca.

Gracias por estar (o no) de acuerdo. Lo importante es el estar, más que el acordar.

Démo dijo...

Paco, entiendo muy bien tus razonamientos y dices verdades como puños.
Otro asunto es si a algunas personas, como a mí, mantener un blog personal de este tipo, les gusta, distrae o satisface.
Eso ya es individual. Allá cada uno.
Un saludo

Raquel dijo...

Pero es que tu blog (Desiree) tiene ucho nivel, pero no es lo común, nena!! Buenas fotos (la calidad de las fotos se descuida mucho), bonitas localizaciones, y algo que nadie cae, ausencia de faltas de ortografía!!!
Y si Paco hijo, es que estoy de acuerdo siempre, no es coña! (Me está empezando a asustar, no serás mi clon, no???

Sol dijo...

Paco ¿en serio te crees que te va a dar la razón para que no la crucifiques?..pero si tu eres un buenazo...anda ya.

Sol dijo...

Oye, acabo de mirar tu perfil para cotillear y veo que pones Sector: religión...¿Y ESO?
aclaralo ya, por mi outfit diario te lo reclamo!!!

Belén dijo...

Bueno, siempre leo bien tus artículos antes de comentar, pero me quedo sin saber qué decir, porque de elegancia se mas bien poco...

No voy a generalizar, porque solo se hablar por mi, y es que lo primero que hay que hacer es saber cual es la razón por la cual te has hecho el blog, me explico...

Hay gente que lo hace para ligar, para exhibir lo que escriben o para exhibir lo que hacen, como un diario, como una crítica o de humor, la mayoría podemos expulsar demonios con lo cual no se si es elegante o no, pero si que puede ayudar.

Yo hice el blog de una manera de escape es decir, me pasaban tantas cosas por la cabeza que tenía que expulsarlas y las escribía, y después pasé a colgarlas. Me siento cómoda y noto que gustan mis escritos, no pretendo ni ayudar a nadie ni que nadie me ensalce, es mas, suelo cortar con esta gente pidiendo que no expresen así su opinión, porque no me conocen y no pueden hacer juicio de valor.

Y lo mismo hago yo, no se porqué la gente se abre un blog, solo se si me gustan o no, así pues las sigo visitando o no, eso ya depende si la temática me interesa, y en mi lista tengo desde escritores hasta políticos, pasando por gente como yo que cuenta lo que les pasa por sus cabezas.

Vaya testamento! jajajajajja

Un beso

Pakithor dijo...

Démo, yo creo firmemente en la libertad individual de las personas. Pero como dijo R.W. Emerson: "Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía". Dicho de otro modo, el problema comienza cuando cedemos nuestra libertad en favor de lo políticamente correcto o de la manada. ¿No te parece?.

Raquel, ¿quién quiere tener un clon granaíno?.... ¡Pues anda que cordobés!.

Sol lo de "Religión" es porque el resto de sectores que aparecen me parecen excesivamente pretenciosos. Este es más de flagelo.

Belén, cualquier cosa que te responda puede ser usado en mi contra. Insisto en que los blogs ni son ni no-son elegantes. Concretamente tu blog es inclasificable, a pesar de lo cual yo lo calificaría como de "erotismo sin pretensiones". Pero en general los comentarios que recibes me dejan anonadado.

Muchas gracias por escribir unas líneas, incluidos testamentos.

Baglife dijo...

estoi super deacuerdo con tu artikulo tio, k razon tienes en todo siempre, que kateto es todo el mundo :( menos mal k t tenemos a ti :)
pasa t por mi vloj que estoi mui solito. e colgao un post con mi nuebo outfit, e puesto una enquesta, te e dao un premio y te invitao a un meme.
muackis, besitos centristas;)

Pakithor dijo...

Gracias, Bag. Es lo mínimo que podía esperar de un consumado profesional del gremio como tú.

Los besitos mejor los regalas por el vecindario tuyo, mayormente por la necesidad que se respira en el ambiente ;-)

Bogart dijo...

Señor esto es la modernidad, una muestra de los cambios de nuestro mundo. Cervantes, escribia sólo, en una mesa con pluma y tinta...Hablaba de putas, estudiantes, de maridos cornudos....de su mundo, de lo que le rodeaba...¿estaba sólo?, ¿era un friky del momento?...no lo creo...simplemente creaba, como Ud. como todos los que tienen un blog, crean, muestran parte de su yo...por lo menos mientras escriben no ven la tele....
Que la gente participa en los blogs de los demás...¿ha oido hablar Ud. de las tertulias del café Gijón?...¿y de las tertulias literarias?....
Resumiendo, desde el respeto que me merecen todas las opiniones, creo que debería ver la grandeza que poseen estos pequeños trozos de almas que son los blogs y valorar un poco mas a quienes los crean, ya pongan gordas o flacas, cine, videos, música o simplemente opiniones como la suya.
Un saludo.

El Jardín de Lulaila dijo...

Es curioso como se puede ver un mismo mundo desde puntos de vista diferentes. Yo no estoy de acuerdo contigo, lo siento, pero me niego a verlo desde ese prisma, si lo hiciera asi no estaría en el.
Creo que tener un blog es una opción personal, y que todos son igual de dignos, y que ninguno de nosotros esta por encima del bien y de mal para afirmar categóricamente lo que vale y lo que no. Es un mundo nuevo y como tal requiere su terminología nueva. Sino fuera asi probablemente el mundo no evolucionaría. Me parece quizás más petulante "escribir artículos", yo eso se lo dejo a los periodistas, escritores....que viven de ello. Para mi esto es un pasatiempo y asi tiene que seguir.
No he tenido la suerte de ver un street style blog con la gorda de la oficina. De todas formas no se cual sería el problema. Conozco muchas "gordas" con estilo, quizás la falta de este es referirse a ellas como tal.
Por supuesto que mi comentario es largo,al igual que mis posts e imagino que criticable tambíen por ello, pero no me importa, es lo bueno que tiene este mundo, cada uno escribe y enseña como quiere y cuanto quiere y todos tenemos la libertad de leerlo o no, y de visitar lo que nos gusta y lo que no. Tu como dueño de este blog también tienes tanta libertad para borrar este comentario si no te gusta, como para hacer caso omiso de el.
Siento no haber comentado con tanta gracia como Mr Bag, eso se lo dejo a el, y me guardo la gracia para visitarle, que si, que soy una de sus vecinas, que al igual que el resto no están necesitadas de nada, mas que de entretenerse con una gran blog lleno de estilo y gracia.
Esto es todo, repito es una simple opinión, que estoy segura no te molestará.
Además debo de felicitarte, se de tu gusto por lo politicamente incorrecto, por crear polémica, y creo que aqui te has salido, lo que no entiendo es el gusto por ese gusto. Un abrazo, lu

coco dijo...

hacía tiempo que no pasaba por aquí, pero por referencias he llegado y me encontrado con algo digno de ser comentado.

Para hablar con propiedad de un tema, y más si se hace dilapidando, acusando, ridiculizando o peor aún, colocándose a uno mismo en un pedestal creyendo poseer la verdad absoluta, primero es necesario un proceso de investigación. Pienso que uno de los errores de este artículo (al convertirse en artículo ya entra en los límites del comentario de texto) es la falta de análisis en profundidad del tema que se trata, que queda reducido a la sátira fácil y burlona. No todo es blanco o negro. Eso, lo sabemos todos.

La libertad de expresión existe. Y también existe la diferenciación, la variedad. En términos periodísticos (por seguir la línea de los artículos), no es lo mismo El País que el diario gratuito Qué. Ni el Hola o el Cuore. Distan en cuanto a contenidos, planteamiento, protagonistas, tratamiento de la actualidad, colaboradores y público objetivo. Existen productos distintos (nos gusten o no, porque no se trata de evaluar uno por uno y que todos lleguen al sobresaliente) porque la masa es así: diferente. Magnífica por ser diferente. Y eso es lo que enriquece a nuestra sociedad. El periodismo puro hace años que murió. El marketing lo empapa porque el público es más exigente y demanda productos menos genéricos y cada vez más ajustados a sus necesidades de comunicación y a su lenguaje. Que cada uno se adhiera o no a quien guste. Dejémoslo en opciones personales pero siempre sin atacar a nadie.

Que conste que no me siento atacada. Me gusta mi blog. Y es profesional. Pero mi trabajo es para la masa y a ella le debo un respeto. De no ser así, me crearía un diario secreto, privado. O vetaría a aquellos que no considerara merecedores de mi trabajo.

Para entender más el concepto de blog, te recomendaría que leyeses a José Luis Orihuela es su ecuaderno.com Este mundo es bastante más rico de lo que banalmente parece.

Espero no haber excedido los 5000 caracteres + espacios.

PQ me lo merezco! dijo...

Francamente, me parece que lo primero de todo sea post o articulo periodístico es que prevalezca el respeto, y considero muy libre a cada uno de tener el blog que quiera, y los comentarios que decida.

Los motivos de cada cual para tener su blog son eso, suyos, y por lo tanto respetables.
Si a uno no le gusta el blog de otro con no volver a entrar o no comentar listo.
Pero creo que el que se molesta en contestar lo hace diciendo lo que piensa. Que tristeza pensar que se trata de peloteo!!!

Se que te gusta la polémica, pero cuando se falta al respeto no interesa ni es elegante. Lo siento Paco, no quiero seguir con este tema.

Sol dijo...

Bueno, a mi una buena polemica es que me encanta...Yo he hecho street style que a Paco le horroriza, bueno home style, o mamarrachadas de las mias... a veces bastante cutre, no sé porque lo he hecho, me lo he pasado bien haciendolo.Yo, no tengo ubn concepto elevado de mi misma y, aveces, me sorprende cuando me halagan, y me lo creo(que es lo peor) ya que alguien se tome 1 minuto leyendo intrascendencias de las mias me llama la atención.No huyo de la soledad, como dije, lo contrario busco el anonimato y me mueve la curiosidad ver como me ven los que no me conocen,Paradogico ¿no?

Pakithor dijo...

Bogart, efectivamente todo esto es fruto de la tecnología. Ahora bien, comparar a Cervantes con un servidor o el Café Gijón con la socialización bloguera, con todo respeto, es un insulto a la inteligencia del personal. Porque si nos vamos al otro extremo podríamos comparar estas líneas con el maravilloso mundo de Rosamund Pilcher, mucho exitosa que el autor de El Quijote, y los foros de blogs con la tertulia de la peluquería.

Pero en realidad, señor Humphrey, creo que, como buen observador que es Ud., debería leer entrelíneas y darse cuenta de lo positivo que hay tras la crítica ácida.

En cualquier caso, gracias por el comentario.

Pakithor dijo...

Coco, gracias por las recomendaciones periodísticas. No pretendía escribir un tratado sobre el tema de los blogs, como tampoco he escrito ensayos sobre la moda, el arte o el cine. Es mi punto de vista acerca de lo que veo, de lo que percibo sobre este mundo de los blogs.

Por supuesto que, como ya he dicho muchas veces aquí, mis artículos son totalizadores, extremistas y parciales. Un día le toca a los teléfonos móviles y al siguiente a la crianza de los hijos. A veces toca "sátira burlona", otras reflexiones de mesa camilla. No quiero que nadie esté de acuerdo conmigo, ni tampoco ofender, pero dicen que no ofende el que quiere sino el que puede. En mi caso parece que no quiero pero puedo. Yo, en eso me distingo de tu personal elección, no escribo para la masa, así que no le tengo ningún respeto.

Gracias de nuevo.

Pakithor dijo...

Mis estimadas hermanas,

Sí, me gusta la polémica, lo reconozco, ¿y qué?. ¿A quién no?. Mis artículos casi siempre buscan la polémica, lo cual no es nada nuevo. Lo curioso es que nos reímos mucho de la gorda que se hace las trenzas rastafaris en Punta Cana o del vestido de la gorda que pasea por la alfombra roja, pero cuando nos tocan el ego, ¡ay el ego!, entonces resulta que ya no es tan gracioso. Y digo la "gorda" como podría decir la "flaca", la "bajita" o la "gafotas". Pero claro es muy políticamente incorrecto hablar de las "gordas", de los "negros" o de los "maricones".

Sí, soy petulante porque escribo artículos, aunque no cobro por ello, algunos me los publican, como este. Lo digo por si a alguien le interesa. No tengo la suerte de poder ganarme la vida haciendo lo que me gusta que es escribir. No todos los escritores y periodistas del mundo viven de redactar líneas para el público. Es más, muchos de los que lo hacen, sin embargo, no tienen el más mínimo éxito en su aventura bloguera.

Por lo demás creo que la respuesta dada a Coco es válida en gran medida para todo eso del "respeto" y demás dolencias del espíritu.

Insisto -como buen estúpido que soy, según definición de Albert Camus-: me parece que cada cual es libre de tener un blog o de llevar calcetines blancos con raquetas cruzadas bajo los mocasines Tod´s de piel negra. Allá cada cual con su propia vida.

Yo, por mi parte, seguiré con lo mío que es la erosión.

Saludos polémicos.

Bathzory dijo...

Una vez más has dado en el clavo. Aunque si se lee entre líneas, se nota esa ironía con la que todo el mundo debería tomarse este mundillo, no dejas de meter tu dedillo erosionador donde más les duele: su conciencia de grupo.
Desde mi puesto de observador he visto como este mal llamado "mundillo" ha ido creciendo tanto en número de adeptos como en ego. Hace poco prácticamente reclamaban la muerte de la revista especializada y su sustitución por los "bloggeros". Si bien hay algunos que dicen dedicarse a esto, e incluso otros que lo hacen mas o menos bien, cómo es posible que se haya llegado al punto de creerse en posesión de una verdad única?
Y yo me pregunto: tan perfecto/a creeria ser que nunca me equivoco? Soy dueño de un estilo inimitable y rompedor si visto en cadenas mayoritarias? Me estoy diferenciando de la masa cuando la masa siempre está de acuerdo conmigo? Si alguien no está de acuerdo y es miembro del clan, (pocas veces) pide perdón de una forma cómica, parece que por miedo a dejar de pertenecer al grupo. Si cae un comentario de forma "anónima" si bien la mayoria de las veces son irrespetuosos, se abalanzan todos sobre él. Pero, no se prestan a según que comentarios irónicos?
Y llegamos a lo de siempre: es tan importante aparentar ser una persona que no eres, crear un personaje que te aleje de tu realidad. És tan fácil mentir en este mundillo.
Debo irme.

Pakithor dijo...

Bienvenido, Bathzory. Aunque no sé si en realidad ya te he dado la bienvenida antes.

En cierto modo vienes a incidir en esa parte del artículo mío que ha sentando bastante mal en algunos círculos de esa blogosfera abreviada que tan bien describes. Al final el hombre es un ser de manada. Incluso en el ciberespacio se acochina en el abrevadero amistoso y pueril al que denominas "mundillo", aunque se me antoja que el vocablo no es tuyo, sino que es el empleado por terceros.

Esa es mi denuncia, Bathzory: el acto rebelde, personalísimo y exclusivo -tremenda palabra- de abrir un blog, se torna en más de lo mismo, más masa, menos elegancia al fin y al cabo. Lo cual puedo asegurar por haber escarmentado en cabeza propia.

Gracias por el comentario.

P.D. A ver si me das acceso a tu blog, creo que es lo mínimo.

objetodedeseo dijo...

Hola Pakithor, me ha sorprendido mucho tu post (porque lo quieras o no, lo que has hecho es postear)tan poco elegante en las formas pero tan realista en el contenido. Me parece un tanto radical y arrogante, pero eso hace que me encante.

Pd: totalmente de acuerdo contigo que hay blogs que con tanto comentario entre bloggers, parecen más un chat que un blog.

Besos, Jordana.

Pakithor dijo...

Hola Jordana, insisto en que yo no escribo posts, pero si tú les quieres llamar así eres libre de hacerlo. Nunca he recriminado a nadie que llame así a mis artículos, me da igual.

Yo sé que, a veces, escribir las cosas con poca delicadeza puede parecer "poco elegante", sin embargo, creo que nada tiene que ver eso con la elegancia, toda vez que lo que yo vengo a hacer es exponer mi punto de vista sin más intromisión que la propia.

A mi no me parece mal que haya blogs que generan decenas de comentarios, siempre y cuando lo que se está haciendo sea debatir y no felicitar al autor o lisonjearlo gratuitamente y por mera pseudo-amistad bloguera o por interés publicitario. El debate enriquece al blog, el peloteo lo destruye.

Gracias por tu comentario discrepante y sincero.

Satine dijo...

"¿Quién sería el idiota que propaló la máxima de que todas las opiniones son respetables? Eso es falso. Son respetables siempre las personas, pero sus ideas pueden ser criticadas, rebatidas e incluso refutadas. Es más, en una sociedad moderna e ilustrada, criticar las opiniones de los demás es un sacramento fundamental sin el cual la cultura se estanca y la convivencia degenera por acabar siendo zarandeada por los prejuicios dominantes".
Se ha querido hacer equivocadamente de la burguesía una clase. La burguesía no es más que la parte satisfecha del pueblo. El burgués es el hombre que ahora tiene tiempo de sentarse. Una silla no es una casta". Víctor Hugo

Querías polémica??, te vale la respuesta de Hugo???, saludos

Pakithor dijo...

Satine,

En primer lugar permíteme agradecerte que te hayas dignado a comentar. A continuación tengo que confesar el entrecomillado me ha despistado un poco, porque no sé si es de tu cosecha o de la de Víctor Hugo, autor al que se cita sin entrecomillar. En cualquier caso intuyo que ninguno de los dos textos se ha "cocido en tu olla", que decía un buen amigo mío de la infancia.

La verdad es que me parecen muy acertadas las dos citas, aunque lo cierto es que hoy todos somos "burguesía" desde el punto de vista de Hugo, dado que el término está un tanto anticuado para los tiempos que corren. Somos más "silla" que "casta" desde que tenemos más capacidad para sentarnos y opinar y nos hemos acomodado más para salir a la calle a exigir o a manifestar lo que queremos o pensamos.

A mi me gusta el debate. Eso creo que está claro. De ahí que yo critique la ausencia de debate en esto de la blogosfera. La sustitución de la crítica por el compadreo y de la refutación de las ideas y las opiniones por el seguidismo de patio de colegio.

Gracias de nuevo y saludos cordiales.

Satine dijo...

EStimado Pakithor:

Lamento que te haya despistado el entrecomillado, pero no es de mi cosecha, simplemente quería contestar a toda la polémica, con unas citas de Victor Hugo, que me parecían muy acertadas.

Te recuerdo que el gran Manuel Azaña, era Burgués, y no por eso dejó de ser un buen Repúblicano.

Saludos cordiales, y gracias a tí.

Pakithor dijo...

Bueno, Satine, tendríamos que preguntarnos si en la época de don Manuel lo de ser republicano era un acto de rebeldía anti-burguesa o no. Además la historia nos ha brindado grandes burgueses que intentaron derribar, aparentemente, los privilegios de su clase, como Bakunin o Engels.

Gracias una vez más.