jueves, 7 de febrero de 2008

Personajes y elegancia: Kate Moss


Abro hoy una serie de artículos acerca de personajes que, de un modo u otro, entiendo que son, o han sido, modelos a seguir por una parte de la sociedad. Espejos en los que se miran, o han querido mirarse, personas que, por encima de buscar su propia identidad, pretenden copiar el estilo de rutilantes estrellas o figuras idealizadas de este nuestro mundo de medios masivos. Me ha costado tomar la decisión porque creo firmemente en aquella máxima que nos regaló en eterno Oscar Wilde: “Lo importante es que hablen de uno, aunque sea bien”. Y es que a lo que yo me voy a dedicar, mayormente, es al vituperio de este tipo de gentes, como ya habrán podido notar mis inquietos lectores.

Kate Moss se ha convertido, no sin gran esfuerzo nasal, en una auténtica diva de esta posmodernidad que nos asiste. Icono de las féminas de nuestra generación, la denominada Generación X, o la de los mileuristas, que nos llaman en España, cada día con menos razón. Es la imagen del desenfado, de la transgresión, de los grandes males de nuestro tiempo, pero con glamour que es al fin y al cabo lo que a nosotros nos importa. Desde la anorexia a la cocaína, pasando por la violencia doméstica, esta chica de suburbio londinense ha tocado todos los palos.

No habían llegado los 90 cuando comenzó su trepidante carrera como modelo. Se convirtió en top model como el que gana Roland Garros sin jugar al tenis. Con la indolencia que la caracteriza. Las marcas se la empezaron a rifar y eso que era tiempo de Naomis y Claudias, de Lindas y Elles. Pero la anorexia empezaba a estar de moda y las curvas de todas las demás eran demasiado evidentes. Ya la 36 no era referencia y la 38 era para gordas. Así que la extrema delgadez rampante la entronizó, para mayor regocijo de sus patrones.

Con la fama llegan los novios famosos, como el tal Johnny Depp, que se la benefició durante una temporada. Eran los días de vino y rosas, de champán y farlopa. Esos que prolongan el éxito durante días. Porque el éxito siempre es momentáneo y los aplausos en la pasarela duran segundos. Las portadas un mes. Ni un día más. Entretanto embarazo y parto. Pero un hijo no es óbice para seguir de fiesta ni motivo para bajarse del tren. ¡El espectáculo debe continuar!.

Los que saben de esto son los asesores de imagen. Un escándalo es una oportunidad, si se sabe aprovechar. Un novio con complejo de Petar Pan es un acicate para una carrera que siempre tiene su público. Máxime cuando el público objetivo de las grandes marcas ahora son las coetáneas de Kate. Las treintañeras que abandonan el mileurismo y recuerdan con añoranza aquellos maravillosos años 90 en los que la “more grande”, como la ha bautizado La Divina, rompía los moldes y tiraba de las portadas a las Naomis, Claudias y demás rotundidades más propias de revistas del género masculino.

No hay más que darse una vuelta por los blogs del género. Kate Moss tiene un ejército de admiradoras incondicionales. Ella, con su expresión bucólica y su mirada entre triste y lujuriosa, continúa siendo el mito imposible de las mujeres de toda una generación. Su transgresión permanente es la antítesis de la forma de vida de sus fervientes seguidoras. Su elegancia estética no se discute. Su vida azarosa me resulta deleznable. Es la viva imagen de esta elegancia perdida que nos intenta abrazar con fuerza. Lo que vale es lo que luce, lo que viste, lo que sale en las portadas, en los anuncios. Los excesos de la noche, los devaneos con los estupefacientes y el desorden vital son pecata minuta, siempre que el glamour no se pierda. ¡Que le pregunten a Britney Spears!.

36 comentarios:

Raquel dijo...

A mi me gusta y la odio, a partes iguales...

aralis dijo...

Raquel, me pasa un poco lo mismo!! Me cae fatal!! me parece que es un ejemplo espantoso para nuestra sociedad, y creo que es la imagen de la desgracia y la soledad, o eso me parece a mi.
Pero sin embargo, tiene un estilo a la hora de vestir que marca tendencia!! y eso sí que creo pudiera ser imitado, pero el resto...........IMPERDONABLE!!!

Tienes un regalito en mi blog!!

El Jardín de Lulaila dijo...

Es curioso, me produce una gran tristeza, pero creo que mas por el punto de autodestruccion que lleva consigo misma, con el cual no me meto, pero, solo se vive una vez. Respecto a su tipo de físico, no soy yo quien para criticarla, ya me gustaría a mi, ja, ja; pero si, es cierto que siempre me han gustado más otro tipo como Ines Sastre, que para mí es la mas, Eugenia Silva, por la elegancia de su cara, Laura Sanchez, por su frescura, naturalidad, y simpatía Ariadne Artiles, que me parece un bellezón, Nieves Alvarez, eso sí cuando no abre el pico..... no sé hay muchas, pero KAte mosssss, no, y que conste que a mi sus vicios ni me van ni me vienen.
Besos, Lu

Raquel dijo...

por dior, INes De-sastre???otra pasada de vueltas!

Sol dijo...

Lo que es una verguenza que, tás un breve periodo de rasgarse las vestiduras, las grandes marcas la hayan vuelto a contratar y con contratos mucho más importantes.Primero le retiran los contratos cuando salió esnifando y después tras breves semanas que dicen que se ha reformado..
A mi no me va nada su estilo ni sus greñas ni su mirada de fumada.Y la tenemos que reprochar que haya puesto en primera linea de famoseo al ASQUEROSO ese del Doherty

El Jardín de Lulaila dijo...

Lo siento Raquel, yo creo que es una cuestión de gustos. Y sí, a mí la cara de Ines sastre me fascina, ya la quisiera yo para mí. Pero bueno, es lo que te decía, cuestión de gustos. Besos, Lu

lola dijo...

Hola, yo de top models entiendo bien poco, mejor dicho, nada. Si esta señorita da mal ejemplo, un caso como el de Maradona, me parece faltal que la encumbren, pero supongo que lo morboso es lo que más vende. Y para flacas, Twiggy que fue la precursora, lo que para mi fue una alegría, porque de joven nunca fui de curvas glamorosas, aunque comía por 4, y al ponerse de moda su imagen, me levantó la autoestima.
Y ahora veo que no tenía que acomplejarme, mi naturaleza sigue dándome esa ventaja que es no engordar según pasan los años. ¡Vaya rollo he soltado! Saludos!

Démonée dijo...

Totalmente de acuerdo con tu post, Paco.
Es horrorosa y no tiene clase ninguna pero da morbo, no?

coco dijo...

qué descubrimiento este blog.

a mí me parece una chica que físicamente no destaca. Pero tiene una elegancia suprema. De la que por cierto, cada vez le queda menos. Una pena.

Su vida no me gusta, no le envidio, no me da morbo... me da pena. Es una muñeca rota más.

Baglife dijo...

paco dixit:
Su elegancia estética no se discute. Su vida azarosa me resulta deleznable.
baglife says:
su elegancia estética es inexistente. su vida azarosa me es indiferente.

ps: ines sastre es, simplemente, LA MUJER.

El Jardín de Lulaila dijo...

PAco, permitame la intromisón de su espacio, Bag, le alabo el gusto.
Besos, Lu

Pakithor dijo...

Raquel quizá el odio sea otra forma de admiración.

Aralis un millón de gracias por el premio. Me vas a perdonar que me lo quede para mi solito y que no lo reparta.

Lu son los "vicios" los que encumbran tanto como las pasarelas en estos días que vivimos. A mi Inés Sastre me parece que tuvo su época. Es una mujer muy elegante y siempre ha sabido mantener la discreción. Nieves Alvarez me parecía absolutamente hermosa. Me impresionó una vez que me la crucé en calle Goya. Pero igual que la Moss tuvo su época de excesos, aunque ésta por fortuna se redimió.

Sol no puedo coincidir más contigo, la pregunta es ¿por qué ocurre eso?. ¿Qué buscan las marcas?. ¿Qué modelos sociales nos están vendiendo?. Sobre el drogadicto pseudo-modelo -al cual también han contratado algunas firmas, por cierto- me remito a lo dicho en el artículo.

Lola ¿qué te puedo decir?. La vida te da sorpresas. Hoy por hoy no podemos decir que se haya superado la "moda" de la extrema delgadez.

Démonée bienvenida de nuevo. Será eso, el morbo, lo que la ha convertido en el icono femenino de nuestra generación.

Baglife yo creo que Kate Moss tiene un toque de adolescencia eterna que la hace tan deseable, a los ojos de las mujeres, quiero decir. A los hombres, en general, creo que no nos atrae nada, entre otras cosas porque resulta insípida y un tanto asexuada. Qué suerte que a ti no te importe su vida privada, pero ¿realmente no es eso lo que está vendiendo?.

Besos y abrazos.

Pakithor dijo...

Coco,

Bienvenida por estos rumbos y gracias por el comentario.

Yo no creo que sea una "muñeca rota". Como digo pienso que ha aprovechado esa imagen para vender más y más. Al fin y al cabo eso parece ser lo importante en esta vida, ¿no?.

Un beso.

El Jardín de Lulaila dijo...

Difiero, Paco, difiero, Ines SAstre no tuvo su época es atemporal.....Y Nieves Alvarez, si es impresionante, pero insisto, con la boca cerrada....
Besos, Lu

Mer dijo...

Me gusta como has escrito el post. De todas formas, juntar los nombres Kate Moss y Britney Spears es casi sacrilegio. Si bien pertenecen a la misma cultura voraz, Kate permanecerá como un ícono como Jane Birkin u miles otras...Sobretodo, porque a diferencia de BS, siempre ha renacido de los escándalos como nueva y mas fuerzas que nunca, la pobre britney está con la camisa de fuerza...

Agos dijo...

perdon por disentir en mi primera visita, pero cuidado con algunas impresiones: que una persona sea delgada y trabaje en el mundo de la moda no significa automaticamente "anorexia". es un lugar un poco injusto para una persona con talento.
besos

Pakithor dijo...

Hola Mer,

Permíteme felicitarte por tu defensa a ultranza de la señorita Moss.

¿Sacrilegio compararla con Britney?. ¿Cuál es la diferencia entre ellas?. ¿Y entre el novio de la Moss y la Spears?. A lo mejor el "sacrilegio" lo viene cometiendo ella desde hace una década.

Como ya he dicho eso de "renacer de sus cenizas" me han parecido ardides comerciales. A lo mejor lo que le ha faltado a BS han sido precisamente buenos asesores. Pero en el fondo son harina del mismo costal.

Coincido contigo en que KM será un icono recordado y que permanecerá en el imaginario colectivo -y adormecido- de nuestra generación. Por eso el artículo está más que justificado.

Un beso.

Pakithor dijo...

Bienvenida, Agos.

La Moss no sólo era -no sé si continúa siéndolo, dado que ya no vende- anoréxica, sino que entronizó el "look" de la extrema delgadez en los 90. Por suerte casi nadie le imitó en aquello de "consumir cocaína es lo máximo".

Gracias por disentir,

Un beso.

Pakithor dijo...

Lu,

Este artículo es sobre Kate Moss, no entiendo la insistencia en hablar de Inés Sastre. En cualquier caso creo que es una mujer muy elegante, pero que ha perdido fuelle. Tras sus devaneos, bastante mediocres, con el cine, su carrera ha quedado opacada. Eso le pasa a muchas modelos que se quieren dedicar a lo que no les corresponde.

Besos.

El Jardín de Lulaila dijo...

TRanquilo Paco, si no insisto, ha sido por alusiones.... en fin igual es que de Kate Moss, prefiero no hablar...
Besos, Lu

aralis dijo...

Me ha hecho mucha gracias eso de que son harina del mismo costal. Y nunca mejor harina.
No sé si sabéis que en gallego fariña es harina, y aquí a la farlopa , tb se la conoce como fariña!!
Estoy de acuerdo en que son más o menos lo mismo, pero KM con mucho más estilo!!

Anónimo dijo...

Lo de "se la benefició un tiempo..." ¿Es una manera elegante de hablar?
No he visto en mi vida, ya larga, un blog donde se digan más tonterías que en éste y sobre todo donde se hable más de todo, sabiendo de todo nada. Aunque el nombre está bien puesto -si se refiere a su contenido.

Pakithor dijo...

Anónimo es una pena que no podamos apreciar la calidad de su "obra" de Ud. a lo mejor le da miedo que los calificativos que nos merezca a los demás sean tan llamativos como los que Ud. me dedica tan desinteresadamente.

Gracias por la visita y el comentario.

aralis dijo...

Creo que la opinion de cada uno es libre... ahora, creo que por educación, será conveniente abstenerse de hacer un comentario tan desafortunado, sobretodo teniendo en cuenta que el comentarista no es ni capaz de poner un nick, es decir... de dar la cara!!!

Pakithor dijo...

No, Aralis, a mi lo que me parece peor es que una persona tan leída, con tanta experiencia y nivel cultural nos deje al resto de los mortales sin conocer su "obra", si es que la tiene. ¡Cuánta sabiduría se está desperdiciando en este mundo... o a lo mejor no!.

Besos.

Fiara dijo...

Haya Paz!!
Creo que meter a Britney y a la Moss en el mismo saco no es un gran acierto. A la Moss se la conoce por su trabajo y su estilo y precisamente por eso se ha conocido su vida, no exenta de polémica. A Britney se la conoció por el escándalo (Videoclip vestida de lolita) y después por su trabajo.

Cada uno es libre de llevar la vida privada que quiere. Creo que Kate es de las mejores en su trabajo (Ninguna de las de su época sigue trabajando y comiéndose a las niñas nuevas excepto ella)Todos debemos ser críticos con los excesos, pero eso no le quita mérito ni se lo pone. Por lo menos en mi opinión es de las mejores que ha habido y habrá. La otra es un juguete roto de la cultura Yankee

Pakithor dijo...

Hola, Fiara, bienvenida al blog.

La verdad es que sigo sin ver la diferencia entre BS y KM. Ambas creo que han sido profesionales exitosas. Si me lo permites el mundo de la música es mucho más competitivo y complicado que el de la moda. La diferencia, insisto, llega con el uso de los escándalos y la pérdida o no del control de si vida. En el caso de la Moss creo que, aunque ha vivido al límite, siempre ha estado muy bien asesorada o es increíblemente inteligente. Fíjate que estando ella embarazada se hizo un cuadro desnuda firmado por Lucian Freud y lo vendió dos años después por una millonada.

Besos.

Tawaki dijo...

Es una lástima que personas que desde su fama y sus tribunas tienen la oportunidad de dar ejemplo sean como son.

Siento pena por ellos y por sus patéticas vidas, pero más tristeza me da ver la cohorte de amiradores que pretender seguir sus pasos.

Un abrazo.

Fiara dijo...

De verdad que el trabajo de una no es el mismo que el de la otra. A mí uno me parece serio y el otro no. Uno me parece bien gestionado (En eso sí estamos de acuerdo) y el otro no. Tal vez, el motivo y la forma en que se llega a una misma situación sí que influyan en la visión. Lo que quiero decir es que seguramente (No la conozco en persona) Kate Moss haya decidido su estilo de vida voluntariamente mientras que Britney Spears ha sido llevada a esa situación por las circunstancias y es precisamente por eso or lo que una lo lleva "bien" y la otra no. Con esto repito, no quiero hacer apología de ese tipo de vida. Sólo defiendo que como adultos tenemos derecho a decidir lo que queremos en nuestras vidas, sea bueno o malo

lamari dijo...

pakitor... mola o no mola la moss? que me entere!!!!!

Pakithor dijo...

Tawaki lo peor para mi no son los seguidores, que no son más que resultado de la exposición mediática que sufren. El daño viene de la decadencia de valores que sufrimos a cambio de ganar cuota de mercado, encumbrando a figuras como ésta.

Fiara, claro, BS es -o era- cantante, KM es modelo. ¿Las cantantes no tienen un trabajo "serio"?. Por lo demás coincido contigo plenamente: "... como adultos tenemos derecho a decidir lo que queremos en nuestras vidas...". Mi mayor pena en este caso es cómo la sociedad premia a los que escogen el camino más escabroso.

Mari para mi es el icono decadente de una generación perdida en el mundo. En otras palabras: no mola para nada.

Besos y abrazos.

trapiello dijo...

A mi me gusta KM,porque parece que no le importa nada y hace lo que quiere
Y eso me gusta!!!
Pakithor tienes un premio esperandote en mi blog
Un besazo

Ely dijo...

Hice mi propio post sobre ella, a mi no me gusta ni físicamente, la veo excesivamente delgada, y con cara muy muy de inglesa, y despues sus escándalos a mi me parecen repugnantes, imagenes que quedarán para siempre en las hemerotecas, la veo superautodestructiva, una persona que cada día se suicida un poquito. Y carente de estomago, si no, no se entiende el que se haya acostado con la birria humana del Doherty

Ely dijo...

Hombre pakithor, hay una clara diferencia entre Kate y Britney, mientras la primera ha salido ganando con sus escandalos, la otra lo ha perdido TODO, hasta su mente

Ely dijo...

TRAPIELO, (que discutona soy), eso de que hace lo que quiere y que no le importa nada, no es válido desde el momento que tienes una hija. Si lo que la Moss hace, lo hiciese la vecina del 5º, estariamos llamando a los servicios sociales, y criticandola en la panadería.

Pakithor dijo...

Trapiello precisamente a tu motivo de admiración es a lo que yo me refiero. Queremos ser rebeldes sin causa, pero no nos atrevemos.. De ahí tu admiración y la de muchos más.

¡Muchas gracias por el regalo!. Una vez más inmerecido.

Elly... y a mi me encanta que seas "discutona". Veras, precisamente esa que tú señalas es la diferencia que veo yo entre ambas. Una ha caído en desgracia y la otra más bien se ha aprovechado de la situación.

Besos.